Preguntas frecuentes del vapeador novel

Preguntas frecuentes del vapeador novel

Casi todos/as los que nos hemos adentrado en el fascinante mundo del vapeo, nos hemos encontrado un poco perdidos al principio. Existen gran cantidad de términos específicos de este mundillo, una inmensa variedad de opciones tanto en líquidos, vaporizadores personales y accesorios, y algunos sobre todo los que alguna vez hemos comprado por internet hemos echado de menos el consejo de alguna persona con experiencia que nos guie de manera desinteresada y sincera a la hora de realizar nuestra primera compra. Si eres una de esas personas que están pensando en iniciarse en el mundo del vapeo y no tienes claro cómo empezar, en este artículo te damos algunos consejos.

Antes de meternos en faena, lo más importante, ¿qué significa eso de vapear? Pues bien, aunque no es un término recogido todavía por la REal Academia de la Lengua Española, es un término utilizado coloquialmente para designar la acción de inhalar vapor en nuestro vaporizador personal. El funcionamiento del cigarrillo electrónico es sencillo, está compuesto en la mayoría de casos por un depósito para almacenar el líquido, una batería y una resistencia ubicada o resistencias en plural, en lo que se conoce como claromizador. Estas resistencias además llevan un algodón especial que se empapa en el líquido a través de diversos sistemas para posteriormente ser calentado por la resistencia que lo transformará en vapor.

Ahora que tenemos una concepción básica de lo que significa vapear y como funciona un vaporizador personal, vamos a definir algunos conceptos utilizados habitualmente en este mundillo.

Claromizador: Es uno de los elementos principales de nuestro vaporizador, ubicado generalmente en uno de sus extremos es el lugar por el que inhalaremos el vapor. Existen diversos tipos en función de unas características bien definidas. El claromizador puede contener o no el líquido del cigarrillo electrónico, por lo general cuando lo contiene, su depósito está hecho de cristal o vidrio transparente, lo que permite ver el nivel del líquido, en los modelos con el depósito a parte, puede estar hecho de otros materiales y ser opacos.

Existen diferentes tipos, aquellos que utilizan resistencias comerciales por lo general incluyen el propio tanque de líquido en el claromizador, estas resistencias suelen durar poco tiempo y llevan las resistencias propiamente dicha y el algodón, integrados en una sola pieza. Por otro lado tenemos los denominados "reparables" , lo habitual es que el tanque de líquido vaya a parte, y las resistencias deben ser montadas por nosotros mismos. Estas resistencias están formadas por un filamento de algún elemento conductor y resistente al calor, podemos encontrar las resistencias ya formadas o comprar el filamento y fabricarlas nosotros mismos, además tendremos que acomodar el algodón una vez hayamos montado la resistencia en el claromizador.  Este tipo de resistencias, pueden llegar a durar meses sin necesidad de cambiarlas. Dentro de los reparables existen diferentes modelos:

RDA: "Rebuildable Dripping Atomizer" son aquellos que no utilizan tanque para el líquido, es el más habitual dentro de los reparables. El tanque por lo general vendrá integrado en el propio "mod", termino que explicaremos más adelante.

RTA / RDTA: "Rebuildable Tank Atomizer" Estos son menos comunes, son reparables que incluyen el tanque para el líquido.

RBA: "Rebuildable Atomizer" son aquellos que pueden montar tanto resistencias comerciales como resistencias reparables. pueden utilizar tanto resistencias reparables como comerciales.

Las resistencias: Como ya hemos explicado es el elemento encargado de producir el vapor al calentar nuestro e-líquido, funciona como cualquier otra resistencia, por ejemplo, de un calentador, al pasar la corriente eléctrica por el filamento este se calienta. En lo que respecta a resistencias reparables tenemos que recomendar las resistencias Lady Coils, fabricadas artesanalmente en España con materiales de primera calidad.

e-liquids: Los e-liquids son los líquidos que se utilizan para el vapeo, y puede ser comerciales o elaborados por nosotros mismos a partir de los componentes básicos que lo conforman, glicerina vegetal y propilenglico de grado alimentario y las diferentes bases que no son más que sabores del mismo tipo que los utilizados en alimentación para dar un determinado sabor o potenciarlo en una comida precocinada. A fabricar nuestros propios líquidos se le conoce en el mundillo como "alquimia". Si además queremos dejar de fumar podremos añadir concentraciones seguras de nicotina.

MOD’s: Es un término utilizado para referirse a los vaporizadores personales más avanzados, por lo general, son más grandes, y tienen diversas funcionalidades y configuraciones para adaptar el vapeo a nuestro gusto, por ejemplo podemos modificar el voltaje o la potencia.

Los mods son equipos para vapeadores con más experiencia, que buscan una experiencia de vapeo personalizada.

A la hora de iniciarnos en este mundo, la primera decisión que vamos a tomar es el equipo que vamos a comprar. Es bueno conocer sus características y comparar precios antes de decidirnos. Aunque la mejor experiencia de vapeo se consigue con un Mod y un claromizador reparable, por su complejidad inicial y su coste, es más recomendable iniciarse con algún kit de inicio, que nos lo ponga fácil para empezar.

Algunos de los kits de inicio más famosos es el Stick v8 de Smok en sus diferentes versiones, o el Casacade One o One Plus, Vaporesso O el Ego AIO.

En cuanto liquidos ya eso es cuestión de gustos, como única recomendación, busca principalmente líquidos europeos, e infórmate de su composición y controles de calidad antes de decidirte, en ese aspecto tenemos la Drops que es española y fabrica líquidos de gran calidad con los controles necesarios.

Puedes comprar cualquiera de los kits de inicio recomendados o el líquido que más te guste en nuestra tienda online, o venir a nuestra tienda física de Huelva.

Comentarios