Cómo limpiar correctamente nuestras resistencias reparables.

Cómo limpiar correctamente nuestras resistencias reparables.

Cuando utilizamos resistencias reparables uno de los aspectos más importantes es el mantenimiento que realicemos de ellas. A continuación os daremos algunos consejos básicos para llevar una correcta limpieza de las mismas, así disfrutar al máximo del vapeo.

En principio lo ideal es realizar mínimo una limpieza semanal, aunque podemos hacerlo con mayor frecuencia.

  1. Lo primero que haremos será desmontar nuestro atomizador de nuestro mod, en el caso de los reparables por lo general se trata de desenroscar del mod y luego extraer la “campana” y dejar visible la o las resistencias y el algodón. 

  2. Con unas pinzas, mejor si son de cerámica, extraemos el algodón viejo.

  1.  Luego sumergimos en el agua del grifo el atomizador con las resistencias sin desmontar y sin la campana durante un minuto, una vez hecho esto, secamos un poco el atomizador por la zona de enroscado al mod, y lo volvemos a enroscar en el mod.

  2.  Bajamos la potencia del mod a unos 25W y realizamos varias pulsaciones seguidas hasta conseguir que la resistencia se ponga al rojo. Justo después de este punto, en cuanto la resistencia deje de estar al rojo, la sumergimos bajo en agua de grifo nuevamente (con cuidado de no mojar el mod claro está). 

  1. Repetimos nuevamente el punto 4, lo hacemos 4 o 5 veces, pero sin que nuestra resistencia llegue a ponerse al rojo, comprobaremos que la resistencia esta mucho más limpia.

  1. Una vez la resistencia se ha enfriado podemos usar un cepillo de dientes para raspar cuidadosamente el atomizador.

  1. Por último tratamos de secar con un papel los restos de agua que puedan quedar en el atomizador. También podemos pasar un poco de algodón por el interior de la resistencia para limpiarla un poco por dentro, luego tiraremos este algodón para sustituir por el algodón definitivo.

Para realizar limpiezas más en profundidad, por ejemplo cuando nuestro mod va estar mucho tiempo guardado, se puede además de lo anterior, realizar una inmersión total de nuestro atomizador y resistencias, en alcohol, durante un periodo de 24 horas y transcurrido ese tiempo, sacar, cepillar con un cepillo de dientes, y dejar secar hasta que el alcohol se haya evaporado completamente, por último podemos si queremos volver a sumergir bajo el agua para asegurarnos de que no queda nada de alcohol y volver a dejar secar. 

Otra opción un poco más cara, es utilizar en lugar del baño de alcohol, un limpiador por ultrasonidos, con esto se consigue eliminar la mayoría de suciedad al igual que con el baño de alcohol y el cepillado, pero más rápido y con menos trabajo. Existen diversos modelos de muy diferentes precios, uno de los mejores en relación calidad precio, diseñados específicamente para el vapeo, es la Coil Master Ultrasonic cleaner – CM-800

Comentarios